Jitomate de Zamora abre mercado en Estados Unidos

No todas las noticias sobre la agricultura en México se tornan malas, también hay buenas como: con una producción basada tanto en esquemas de buenas prácticas agrícolas y manufactura, así como en un mecanismo de comercialización que privilegia a quienes producen y no permite la intromisión de intermediarios, agricultores de La Rinconada han logrado abrir el mercado norteamericano para vender allá jitomate que se produce en el Valle de Zamora.

Jaime Ramírez Gallegos, presidente del consejo de administración de Agro Export, explicó que han decidido dar prioridad al mercado internacional, en virtud de que hay mucha mayor estabilidad en cuanto a los precios, además de que hoy por hoy, se tiene una demanda mucho mayor a la oferta en el vecino país del norte, donde ya está asegurada la venta del producto a muy buen precios, aún antes de cosecharse.

Nuestra empresa privilegia y promueve una política de organización de los pequeños y medianos productores, desarrollando acciones tendientes a mejorar las condiciones de comercialización, otorgando también especial atención a la asistencia técnica, a la producción de calidad y a los temas de sanidad e inocuidad.

El agricultor puntualizó que luego de consolidar su organización y establecer las relaciones comerciales con compradores norteamericanos de los estados de California e Illinois, desde mayo de 2009 se ha venido enviando jitomate a la Unión Americana.

Reconoció que definitivamente no han podido satisfacer la demanda que se tiene del producto en el vecino país, por lo que indicó que es necesario que un mayor número reproductores de la región y el estado se sumen a esta iniciativa de producir jitomate en invernaderos, para poder así completar los pedidos que se tienen y poner a trabajar la empacadora a toda su capacidad.

Reiteró que actualmente se cosecha y empaca jitomate de invernaderos instalados en una superficie de 3.5 hectáreas, pero se requiere una superficie de entre 8 y 10 hectáreas de invernaderos para producir el jitomate que les están solicitando en la Unión Americana.

Los orígenes de la empresa

Ramírez Gallegos dijo que fue allá por 2003 y 2004, cuando en la comunidad de La Rinconada comenzaron a agudizarse los problemas de emigración de las familias por falta de oportunidades y que comenzaron a ver que la suya también empezaba a desgranarse y desintegrarse, fue que planearon reunirse y crear una empresa familiar que además permitiera generar empleos para la gente de su comunidad.

Así, lograron organizarse y obtener apoyos del gobierno del estado mediante el esquema de 3×1 para empezar a construir los invernaderos; luego, mediante apoyos de Fonaes se logró construir la nave, la cual se equipó con apoyos de la Sedesol, y finalmente se tiene ya equipada la empacadora.

Actualmente son una Asociación Rural de Interés Colectivo (ARIC) denominada “Productores de Hortalizas en Invernaderos”, cuyo principal respaldo no es el capital, “sino la cultura del esfuerzo que nos empuja a trabajar por consolidar un mercado seguro para nuestros productos”, dijo Jaime Ramírez Gallegos.

Esquemas de comercialización

Partiendo de la innegable realidad de que el campo michoacano, cuando se ha involucrado en la exportación de los productos, ha sufrido de estafas, robos y abuso por parte de los compradores y comercializadoras, ahora los productores han buscado nuevos esquemas para ser ellos mismos los que comercialicen los productos, al margen de coyotes o intermediarios, que luego son los que se quedan con las ganancias.

“Nosotros creemos que la reactivación del campo michoacano y la reducción de los rezagos existentes, sólo serán posibles si trabajamos conjuntamente en establecer equilibrios sociales y productivos”.

Nuestros esquemas de comercialización, dijo, tiene que ver con premisas fundamentales, a saber: seguridad en el pago al productor; garantizar que la utilidad del productor sea siempre mayor que el de la comercializadora; oportunidad en el pago al productor (máximo 8 días) y establecer con los productores una relación comercial a largo plazo.

Producción en invernaderos

A diferencia de la producción a cielo abierto, en los invernaderos se obtiene una producción mucho mayor, libre de plagas y en óptimas condiciones de inocuidad que cumplen con las normas internacionales y facilita su venta en el mercado extranjero.

Así, en un invernadero de media hectárea, se obtienen entre 140 y 150 toneladas de jitomate por cosecha, y se pueden lograr de dos a tres cosechas por año.

 

Fuente: Inforural.com

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s