Biotecnología, considerada la mejor opción para aumentar productividad en el campo mexicano

El Subsecretario de Agricultura, Mariano Ruiz-Funes Macedo, indicó que la SAGARPA impulsa la investigación y el desarrollo tecnológico en el campo mediante dos ejes de atención: a las necesidades específicas de las cadenas productivas, y a temas estratégicos y de prioridad nacional. 
Indicó que México cuenta con la infraestructura humana y física que se requiere para la investigación en la materia; a través del Fondo SAGARPA –CONACYT se desarrollan 40 proyectos de investigación relacionados con el uso eficiente del agua y control de enfermedades y plagas, entre otros.

A través del uso de la biotecnología se contribuye a fortalecer la seguridad alimentaria, la adaptación al cambio climático y mantener la base de recursos naturales, aseguró el Subsecretario de Agricultura de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Mariano Ruiz – Funes Macedo.

Durante su participación en el Seminario de Actualización Periodística “Los Grandes Temas de la Agricultura Mundial”, destacó que la utilización de la tecnología tiene diversas aplicaciones para la producción primaria como en nuevos cultivos resistentes a plagas y enfermedades, fertilizantes, bioenergéticos que no compitan con el consumo humano –por ejemplo, la jatropha-, la elaboración de medicinas y empaques biodegradables.

Añadió que la biotecnología permite dar respuestas inmediatas a las tendencias de consumo de alimentos, debido a que reduce los tiempos de experimentación.

Por ejemplo, dijo, se pueden producir alimentos que ayuden a mejorar el funcionamiento del organismo, a prevenir enfermedades y con mayor contenido de vitaminas, minerales y proteínas, asimismo, la biotecnología  contribuye a reducir costos de producción y permite un uso sustentable de los recursos naturales.

Afirmó que la SAGARPA impulsa la investigación y el desarrollo tecnológico en el campo mediante dos ejes: la atención a las necesidades específicas de las cadenas productivas y en temas estratégicos de prioridad nacional, principalmente enfocados hacia las necesidades de los pequeños agricultores.

En el encuentro organizado por la Secretaría de Agricultura y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Ruiz-Funes Macedo destacó que a través del Fondo SAGARPA – Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) se desarrollan 40 proyectos de investigación relacionados con el uso eficiente del agua, el manejo de enfermedades y plagas, el mantenimiento y fertilidad del suelo, el mejoramiento genético para el combate de plagas y enfermedades, y productos con mayor valor agregado.

Agregó que México cuenta con la infraestructura humana y física que se requiere para la investigación biotecnológica, a través de una red nacional de 157 investigadores en biotecnología para la agricultura y la alimentación dedicados al estudio y mejoramiento de diversas variedades de cultivos.

En su ponencia “Biotecnología en la Agricultura en México”, señaló que mediante el Programa de Modernización Sustentable de la Agricultura Tradicional (MasAgro) se trabaja bajo una técnica de biotecnología tradicional para incrementar la producción de maíz y trigo en los próximos 10 años.

Asimismo, en el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) se preservan y ordenan más de 27 mil muestras de maíz y 150 mil de trigo, con el objetivo de mantener un inventario de las variedades que existen en el país para su investigación, misma que se compartirá a escala internacional.

Por su parte, el Secretario Ejecutivo de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de lo Organismo Genéticamente Modificados (CIBIOGEM), Reynaldo Ariel Álvarez Morales, comentó que México cuenta con una legislación que regula el uso e investigación en materia de biotecnología, mediante la Ley de Bioseguridad y  el Reglamento de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados.

Mediante estas normatividades se controla el uso de los Organismo Genéticamente Modificados (OGM’s) para la investigación comercial, experimental y programas piloto.

Indicó que en la CIBIOGEM participan las secretarías de Agricultura, Medio Ambiente y Recursos Naturales, Hacienda y Crédito Público, Economía, Salud y el CONACYT, lo que permite coordinar políticas públicas para garantizar la bioseguridad en el uso de los OGM’s, explicó.
Beneficios de la biotecnología para México.

Álvarez Morales subrayó que la biotecnología contribuye a hacer más sustentables los procesos productivos y permite hacer un uso más eficiente de los recursos naturales.

Aseveró que contribuye a la producción de alimentos de mejor calidad, aumenta la competitividad al incrementar los rendimientos, desarrolla nuevos productos para el sector social en términos de alimentación y salud, promueve la creación de empresas y genera una agricultura sustentable, al disminuir el uso de productos químicos en el campo.

Sostuvo que la biotecnología es una herramienta con alto potencial para contribuir al desarrollo agrícola del país y aumenta la capacidad de producir alimentos, a fin  de garantizar la independencia alimentaria.

En el Seminario también estuvieron presentes el Director en Jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), Enrique Sánchez Cruz, y el representante del IICA en México, Gino Buzzetti Irribarra.

Fuente: Sagarpa.

 

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s