Nuevo Reglamento de semillas que fortalece la producción.

 El nuevo Reglamento de Producción, Certificación y Comercio de Semillas ofrece al sector rural un marco jurídico actualizado y certidumbre al productor en materia de propiedad intelectual, bioseguridad y recursos fitogenéticos.

Es resultado de cinco foros nacionales y 15 reuniones regionales en donde participaron los diferentes actores vinculados con el sector semillero (investigadores, productores, comercializadores y certificadores).

Con la publicación del Reglamento de Producción, Certificación y Comercio de Semillas -este 2 de septiembre en el Diario Oficial de la Federación (DOF)-, se ofrece al sector rural un marco jurídico actualizado conforme a las nuevas tecnologías y prácticas en la materia.

Además, de proporcionar mayor certidumbre a los productores del campo mexicano, este documento está armonizado con la legislación nacional e internacional vinculante y relacionada en materia de propiedad intelectual, bioseguridad y recursos fitogenéticos.

Se fortalecen también las atribuciones del Servicio Nacional de Inspección y certificación de Semillas (SNICS) en materia de inspección y verificación; se amplía la cobertura que permite aplicar la legislatura y el marco normativo no sólo a granos básicos, sino a frutales, ornamentales, hortalizas, forrajes, forestales y otros (propagación vegetales).

En 2010, el SINCS realizó 12 mil 500 inspecciones de campo para la certificación de la calidad de 260 mil toneladas de semillas y se analizaron 20 mil muestras de semillas.

para validar su calidad; los programas da habilitamiento han permitido que la semilla utilizada para la siembra comercial de trigo sea verificada por el SNICS en un 80 por ciento, y en el 2010 validó alrededor de tres mil 600 toneladas del cereal.

Con este instrumento normativo se establecen los procedimientos para la operación de los catálogos de variedades y de mantenedores, con lo cual se fortalecen los mecanismos de inspección y vigilancia para proteger los recursos genéticos y evitar la biopiratería.

Bajo este esquema se han registrado 183 variedades de uso común de 16 especies, tales como nopal, cempasúchil, aguacate, tomate de cáscara, chayote, tejocote, nochebuena, agave, pitaya, guayaba y dalia, entre otras.

Asimismo, se fortalecen y actualizan aspectos técnicos, de regulación y vigilancia a cargo del SNICS; a la fecha se han realizado dos mil inspecciones a bodegas y dos mil 600 a comercios.

Dicho Reglamento fue resultado de cinco foros nacionales y 15 reuniones regionales en donde participaron los diferentes actores vinculados con el sector semillero (investigadores, productores, comercializadores y certificadores).

Cabe señalar que el 15 de junio de 2007 se publicó la Ley Federal de Producción, Certificación y Comercio de Semilla, que en su Segundo Transitorio mantada la expedición de este Reglamento, con lo cual se da cumplimiento.

Fuente: Sagarpa.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s