El G20 alcanza acuerdo diluido en agricultura

El plan de acción incluye incrementar la producción agrícola, mejorar la transparencia del mercado por medio de una nueva base de datos e impulsar la coordinación de políticas

Ministros de Agricultura del G20 inician cumbre

PARIS, FRANCIA (23/JUN/2011).-  Los ministros de Agricultura del G20 alcanzaron un acuerdo el jueves para responder a los altos precios de los alimentos, al evitar detalles que causaran discrepancias y allanando el camino para una mayor cooperación internacional sobre temas del sector.

El plan de acción , reflejando muchas de las ambiciosas propuestas de Francia, que conduce el G20 este año. Sin embargo, en el acuerdo no se alcanzó un compromiso para adoptar medidas duras contra los especuladores.

Los miembros del grupo, que produce un 85 por ciento de la producción agrícola mundial, aplaudieron a Francia por poner los temas de seguridad de los alimentos y volatilidad de los precios en el centro de la atención. “¿Vamos a resolver el tema de la seguridad de los alimentos en esta reunión?. Definitivamente no, pero realmente se está estableciendo una plataforma de acción”, dijo el ministro de Agricultura de Arabia Saudita, Fahad Balghunaim.

Bajo el acuerdo, los países del Grupo de las 20 principales economías coincidieron en excluir a la asistencia humanitaria de las restricciones a las exportaciones y explorar la implementación de reservas de emergencia de alimentos, algunas de las medidas más controversiales.

“Mientras que Estados Unidos siempre se ha preocupado por la reservas, creo que necesitamos mantener una mente abierta a medida que estudiamos la viabilidad de las reservas ubicadas estratégicamente”, dijo el secretario de Agricultura estadounidense Tom Vilsack.

REGULAR MERCADOS AGRICOLAS
En materia de regulación, los ministros del G20 “alentaron fuertemente” a los ministros de Finanzas a tomar decisiones en torno a una mejor regulación de los mercados financieros agrícolas, dejándoles la opción de adoptar medidas concretas.

El tema enfrentó a Francia, que hizo el planteamiento, y Gran Bretaña, que se opone a controles estrictos sobre los mercados financieros.

La ministra británica de Agricultura Caroline Spelman dijo a Reuters el miércoles que Gran Bretaña respaldaba los esfuerzos para mejorar la regulación, aunque sostuvo que dependía de los ministros de finanzas del G20, y no de los de agricultura, presentar medidas concretas.

“Reconocemos que unos mercados financieros con regulación apropiada y transparentes son ciertamente clave para el buen funcionamiento de los mercados físicos”, dijo el comunicado del G20.

“Sobre este fundamento, alentamos fuertemente a los ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G20 a que tomen las decisiones apropiadas para una mejor regulación y supervisión de los mercados financieros agrícolas”, agregó.

París ha tomado una postura firme en las negociaciones en días recientes, diciendo que no firmaría un acuerdo desganado que no adopte una severa postura contra los especuladores, que según el presidente francés, Nicolas Sarkozy, son responsables del alza en los precios de los alimentos y de las tensiones en algunos países.

Los precios internacionales de los alimentos alcanzaron su récord este año, lo que trajo a la memoria la escalada del 2007-2008 que desató disturbios en varios países en desarrollo, dando mayor urgencia al debate sobre cómo mejorar un sistema alimentario global que deja con hambre a unas 925 millones de personas.

Francia buscaba que todas las naciones del G20 se comprometieran a imponer límites a las posiciones financieras, que son restricciones sobre la participación de los inversores en los mercados, y esto fue mencionado en el comunicado final.

El acuerdo del G20 también evitó abordar de manera contundente el tema de los biocombustibles, al reconocer solamente la necesidad de hacer un mayor análisis sobre su influencia en la producción de los alimentos.

Brasil, un productor mayor de etanol basado en azúcar, se ha opuesto a las sugerencias de que los biocombustibles contribuyen a elevar los precios de los alimentos, mientras que Estados Unidos se mostró escéptico ante la idea de desarrollar reservas de alimentos por motivos humanitarios.

“Habrá algunas frases sobre biocombustibles pero serán sobre la necesidad de realizar más estudios, investigaciones, no para realmente tratar de aplicar un nuevo enfoque drástico”, dijo una fuente, que participó en las discusiones de la última noche.

Fuente: El Informador

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s