México invierte 138 mdd en tecnología para agricultores

Para solucionar el problema del hambre y de los precios del maíz y del trigo se invierten más de 138 millones de dólare.

Para solucionar el problema del hambre y de los precios del maíz y del trigo se invierten más de 138 millones de dólares, esto es, más de mil 650 millones de pesos en tecnología, para que los pequeños agricultores produzcan más. En México se obtienen en promedio 2 toneladas de maíz por hectárea que no alcanzan ni para autoconsumo.

Con el Programa de Modernización Sustentable de la Agricultura Tradicional, que aquí dio a conocer el presidente Felipe Calderón, dijo que se prevé que el rendimiento del maíz pueda pasar de 2.2 toneladas a 3.7 y 4.5 toneladas por hectárea en promedio en los próximos 10 años. Y del trigo harinero, de 1.5 a 6.5 toneladas por hectárea en un plazo de 20 años.

Además, anunció que espera se reduzcan las importaciones de maíz el próximo año hasta en un 50 por ciento.

Desde el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo, que desde hace 50 años tiene la responsabilidad de conservar la biodiversidad de estos dos granos en el mundo, el Primer Mandatario resaltó que de aquí a 10 años, este programa que es a largo plazo prevé una producción adicional de 13.7 millones de toneladas de maíz.

”Ello va a fortalecer la seguridad alimentaria de México y probablemente nos permita volver a ser autosuficientes en maíz. Ya lo somos en maíz blanco, pero necesitamos serlo también en maíz amarillo y aumentar 350 mil toneladas de trigo anualmente”, precisó.

En este marco, anunció que al cierre de la semana pasada ya se resembraron 600 mil hectáreas de las 660 mil propuestas de maíz, sorgo, cártamo, algodón y hortalizas, afectadas por las heladas en Sinaloa, Sonora y Tamaulipas.

Y de este total, más de la mitad son de maíz, con lo cual se garantiza el abasto de maíz blanco previsto. ”Gracias a ello estamos en posibilidad de cubrir la demanda de maíz blanco para tortillas en el país”, dijo.

Desde los campos del Cimmyt, aquí en Texcoco, donde el fitopatólogo Norman Borlaug inició la ”Revolución verde” que acabó con la hambruna en India y Pakistán y varias naciones en el mundo, por lo que recibió el Premio Nobel de la Paz en 1970, el presidente Calderón convocó a los agricultores, a los gobiernos, partidos políticos, académicos y universidades a partir de MASAGRO, es decir, del Programa de Modernización Sustentable de la Agricultura Tradicional, a hacer una nueva revolución verde, que le dé el alimento que necesitan las familias mexicanas.

Tras felicitar a la Secretaría de Agricultura por impulsar el MASAGRO, al Congreso de la Unión por apoyarlo presupuestalmente con 138 millones de dólares, que son más de 1 mil 650 millones de pesos, el presidente Felipe Calderón dio un rozón al gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto presente en este evento, al decir: ”Hay quien quisiera que mejor los gastáramos en no sé, regalando fertilizantes o regalando tractores”.

Este Programa consiste en aumentar la capacidad productiva del agricultor tradicional. Le brindará las enseñanzas elementales para que produzca más. Además, responde a las necesidades de más alimentos, porque el mundo pasa por un momento particularmente delicado en materia de alimentación.

Y la única manera más sensata en incrementar la producción mundial es vía la mejora tecnológica en cada uno de los cultivos.

Este Programa dijo que es bueno para todos: para los agricultores, particularmente los más pobres, porque en el mismo pedazo de tierra que tienen les va a permitir producir más y tener más ingresos; es bueno porque favorece a la economía nacional y a un crecimiento equilibrado entre estados y regiones, y reducirá la brecha entre entidades ricas y muy productivas como Sinaloa en materia de maíz con estados muy, muy pobres como Tlaxcala, Guerrero o Oaxaca.

Y también beneficiará a los contribuyentes porque los subsidios, cada vez más grandes a productores, podrán ser menos preocupantes para las finanzas públicas y destinarse los recursos a educación, salud o a investigación científica, que es el caso.

Además, fortalecerá la ciencia, porque: ”hemos dicho hasta el cansancio que necesitamos destinar más recursos a la investigación científica; que se requiere elevar la inversión en conocimiento. Este es un proyecto científico vinculado al campo”, dijo el Primer Mandatario.

Beneficiará al consumidor, sobre todo a las amas de casa que se sienten presionadas por el precio de los productos, ya que la demanda excesiva de maíz y trigo entre otros alimentos, presiona los precios al alza.

Fuente: infoagro.com

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s