No aumenta cultivo de transgénicos en México

Por segundo año consecutivo, la superficie cubierta apenas superó las 100 mil hectáreas.

Tras las heladas que azotaron diversos cultivos al norte del país con afectaciones en más de un millón de hectáreas, el secretario de Agricultura Francisco Mayorga pidió replantear el uso de maíz transgénico en esa región, donde no existen variedades silvestres del grano. El funcionario consideró que con dicha biotecnología Tamaulipas podría convertirse pronto en un importante productor del alimento. Por su parte, la Unión Agrícola Regional del Norte en la entidad solicitó a las autoridades federales permiso para usar semillas transgénicas.

Pero la adopción de estos insumos no aumenta: de 2009 a 2010 México pasó del lugar 15 al 17 en la lista mundial de naciones con más superficie cultivada con transgénicos. Se registró por segundo año consecutivo un poco más de 100 mil hectáreas sembradas con soya y algodón (los únicos avalados por el gobierno para siembras comerciales).

En contraste, en Brasil —el segundo productor mundial detrás de EU— aumentó más la superficie cultivada con plantas transgénicas (maíz, soya y algodón) de una cifra de 21.4 millones de hectáreas en 2009 hasta alcanzar 25.4 millones en 2010, esto es, un incremento de 4 millones de hectáreas, mayor de 18%, en un año. Los datos corresponden al más reciente reporte anual (2010) en la materia, realizado por el Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones Agrobiotecnológicas (ISAAA en inglés). 

Cubren 10% de áreas cultivables

En el informe se especifica que la superficie cubierta con cultivos modificados mediante ingeniería genética pasó de 134 a 148 millones de hectáreas de 2009 a 2010 (en suma 14 millones más), lo cual equivale al 10% de las zonas agrícolas en el mundo (mil 500 millones de hectáreas en total).

Isabel Saad Villegas, bióloga de la Facultad de Ciencias de la UNAM, evaluó la situación: “Brasil es el país con mayor biodiversidad de la Tierra; La India y China también son megadiversos y los desarrollos que han tenido recientemente (con la introducción de cultivos transgénicos) evidencian que en México estamos siendo demasiado precavidos”, afirmó. “Tenemos capacidad científica-tecnológica, pero en la adopción comercial estamos rezagados”.

María Elena Álvarez-Buylla, presidenta del Comité Ejecutivo de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS) consideró que, por el contrario, eso no significa un rezago, sino una ventana de oportunidad: “esta promesa de la rentabilidad es únicamente para los grandes capitales, para algunos grandes agricultores y ni siquiera para estos últimos de manera sustentable”, sostuvo la investigadora del Instituto de Ecología-UNAM.

Esa situación, añadió la especialista en botánica y genética, abre la posibilidad de utilizar y desarrollar biotecnologías nacionales mucho más “amigables” con el medio ambiente y la biodiversidad, en vista de algunos de los riesgos demostrados científicamente que —argumentó— conllevan las siembras comerciales a campo abierto en países como EU, con el desarrollo de malezas resistentes a consecuencia del uso de transgénicos resistentes a plagas.

Clive James, director de ISAAA estimó que el maíz transgénico tolerante al frío y la sequía estará disponible comercialmente en EU y Canadá hacia el 2012, lo cual será de gran ayuda para aumentar la sustentabilidad de los sistemas agrícolas. En México ya hay varias líneas de investigación en este sentido, pero no han podido salir del laboratorio o del invernadero.

Por ejemplo, Beatriz Xoconostle Cázares y José Luis Cabrera Ponce, del Cinvestav, han logrado resultados alentadores en su trabajo experimental para generar una variedad de maíz tolerante al estrés hídrico y a los ambientes áridos, con requerimientos de agua hasta 20% menores en comparación con el grano convencional. Ellos cultivan el producto (que no es transgénico, sino sisgénico, pues sólo reajustan algunas de sus funciones) en pequeños invernaderos. Esperan que en mayo la Sagarpa les otorgue autorización para la siembra a campo abierto de una hectárea en el Valle del Yaqui, en Sonora.

Saad Villegas se lamentó porque el debate sobre los productos genéticamente modificados y su “satanización” por razones más políticas que técnicas, dijo, ha provocado que los grupos de investigación en este campo, que son “líderes en Iberoamérica”, no hayan desplegado todo su potencial para generar los productos que ya deberían estar en el mercado, en apoyo de la agricultura intensiva y los pequeños productores.

A través de la Ley de Bioseguridad y Organismos Genéticamente Modificados, vigente desde 2005, el gobierno ha aprobado sólo siembras experimentales controladas de maíz transgénico y ha rechazado al menos tres ensayos piloto con esa clase de semillas.

Según cifras del Centro de Investigación y Estudios Avanzados, mientras en EU el rendimiento promedio del maíz es de nueve toneladas por hectárea, en el país alcanza dos toneladas por la misma superficie, cifra comparable a la que tienen las naciones africanas pobres, lo cual representa un retraso de 100 años en productividad.

La doctora Álvarez-Buylla planteó que dichos insumos, “comercializados por grandes corporaciones multinacionales, están ligados a un modelo industrial de producción agrícola que es muy ventajoso para esos grandes poderes económicos, pero muy desventajoso para el ambiente, la gran mayoría de los agricultores y los consumidores”.

Nos vendría muy bien sembrar incluso trigo transgénico, pues somos deficitarios en la producción de granos. También podríamos cultivar arroz (modificado con ingeniería genética) y expandir la producción de hortalizas y frutales para poder exportar productos de mayor calidad, reflexionó Saad.

“La biotecnología por sí sola no va a eliminar los problemas del campo mexicano, pero es una herramienta poderosa y creo que estamos obligados a usar todo lo que tenemos a la mano”.

Fuente: El Universal 

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s