Sagarpa: en 2010, 7% de la carne tenía clembuterol

El año pasado la dependencia analizó mil 575 muestras de ganado bovino, de las que 111 dieron positivo al análisis de la sustancia, por lo que las autoridades aseguraron 603 kilogramos de producto.

En 2010 la Sagarpa analizó mil 575 muestras de carne de ganado bovino, de las cuales 111 (7.0%) han sido positivas a clembuterol, por lo cual se aseguraron 603 kilos, al tiempo que se aplicaron diez suspensiones, dos multas y una clausura.

Luego de detectar un uso abusivo de clorhidrato de clembuterol para engordar ganado y diversos brotes tóxicos entre la población, las autoridades sanitarias, de agricultura y de la PGR intensificaron hace cuatro años la vigilancia en rastros, mataderos y establecimientos que comercializan carne de res, aplicaron con mayor rigor la ley federal que tipifica como delito utilizar esa sustancia, además de que limitaron su exportación.

De manera coordinada, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) tiene un programa de análisis de muestras de carne para el control del uso ilegal del clembuterol a cargo de la Comisión de Operación Sanitaria.

El objetivo de esos análisis es disminuir los niveles de muestras contaminadas con clembuterol a 5% o menos en 2012.

La Cofepris reportó que los brotes de intoxicación por consumo de carne contaminada con clembuterol comenzaron en 1997, pero el problema se agudizó; entre 2003 y 2008 las autoridades contabilizaron a escala nacional dos mil 035 de intoxicados. De acuerdo con reportes en poder de MILENIO, 80% se concentraba en seis entidades: Aguascalientes, Zacatecas, Jalisco, Guerrero, Morelos y Guanajuato.

Hacia 2010 los casos de personas intoxicadas por consumir carne con residuos de clembuterol se redujo a 297, cuando en 2007 oscilaba en 795. Esto debido a que en 2007 entró en vigor la Ley Federal de Sanidad Animal (artículos 172,173 y 174).

Además, en 2007 el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica observa, da seguimiento y evalúa la sospecha o confirmación de plagas endémicas, exóticas o de riesgos de carácter toxicológico, y se intensificaron las sanciones, de cuatro a ocho años de prisión, y multa de 500 hasta 3 mil veces el salario mínimo vigente a quien cometa el delito de usar dicha sustancia para aumentar el peso de las reses.

En 2010, la Sagarpa instrumentó el programa de Proveedor Confiable (Libre de Clembuterol), al que ya se inscribieron 231 unidades de producción de 11 entidades.

“En esas unidades hay un aproximado de 283 mil animales sujetos a verificación constante y se trabaja para que cada vez más productores se inscriban”, dijo el director de Inocuidad Agrícola, Pecuaria, Acuícola y Pesquera, Miguel Ángel de los Santos.

Consumo humano

El clembuterol para el consumo humano se utiliza en medicamentos, principalmente como broncodilatador, pero es considerada una sustancia muy peligrosa. Por eso la Cofepris estableció procedimientos más estrictos para el control de su importación, por lo que el volumen comenzó en decremento de 9 mil 050 kg en 2003 a 3 mil 650 kg en 2004, 5 mil 230 kg en 2005, 2 mil 500 kg en 2006; 700 kg en 2007 y en 2010 sólo se permitió la importación de 597 kilos.

“La tasa de hospitalizaciones es baja y los casos han ido disminuyendo: en 2007 la tasa nacional fue de 2.5 por cada millón de habitantes y para 2010 fue de 0.81 también por cada millón, lo cual indica que la probabilidad de encontrar la exposición es baja”, señalaron la Ssa y la Sagarpa en un comunicado conjunto.

Indicó que además de Colima, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas y Veracruz, que ya están inscritos en el programa, Chiapas, Michoacán, Nayarit, Tlaxcala y Zacatecas ya reportan acciones que promueven y fortalecen la implementación de este programa en sus entidades.

Intoxicaciones

••• Las intoxicaciones asociadas con el consumo de carne e hígado de res con clembuterol producen palpitaciones, nerviosismo, temblores, temblores involuntarios de los dedos, dolor de cabeza, aumento de la transpiración, insomnio, posibles espasmos musculares y aumento de la presión sanguínea y náuseas.

Ésta una sustancia que se usa como broncodilatador en el tratamiento del asma, también provoca intoxicación con efectos en el sistema nervioso autónomo, fiebre, vómito, palpitaciones y taquicardia.

Por ello se evalúan a las empresas que comercializan productos veterinarios y suplementos alimenticios y vitamínicos para ganado bovino y porcino.

En dosis tóxicas, el clembuterol puede implicar un efecto cancerígeno o tener efectos sobre la tiroides y provocar disfunción metabólica.

El profesor del Departamento de Producción Animal del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la Universidad de Guadalajara, José Manuel Zorrilla Ríos, comentó que se ha dado un registro irregular de los productos autorizados, generando una situación de riesgo permanente para el consumidor de carnes de res en varios estados. En Jalisco fue donde se presentó, de 2003 a 2008, el mayor número de casos, 616.

Fuente: Milenio

About these ads


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 27 seguidores